Acceso VIP

En calidad de turoperador con licencia oficial, accedemos por una entrada privilegiada reservada a casi todo los monumentos y museos con quien trabajamos. Usted evitará y pasará de largo la cola general que da la vuelta a la manzana. ¿Por qué pasar tiempo esperando en la cola cuando puede dirigirse directamente a los Museos y monumentos a través de nuestro acceso privilegiado?

Entrada incluida en el precio de la visita, y aun así ¡cuesta menos!

Los billetes se reservan y se pagan anticipadamente, y el coste con todos los gastos de gestión de su reserva están incluidos en el precio. No se encontrará con ninguna sorpresa inesperada. Puede dejar su dinero en efectivo en casa.

Dejemos los rebaños a los pastores

Nuestros guías son guías turísticos y no pastores de ovejas. Nuestras visitas en grupo se limitan siempre a 20 personas, 25 como máximo, para garantizar una visita más íntima, donde su guía pueda responder específicamente a sus preguntas.

¿Pueden oírme ahora?

Con todo el ajetreo y el bullicio que hay en Roma, le proporcionaremos unos auriculares para que el guía pueda comunicarse con su grupo en un tono de conversación agradable en lugar de tener la sensación de que está dando una conferencia o de tener que gritar.

¡Hablaaamos español!

Garantizamos que nuestros guías sean hispanohablantes que hablan con fluidez y claridad porque sabemos que las anécdotas y la historia que compartimos con usted son importantes y fascinantes, y queremos asegurarnos de que no se pierda nada.

Clase básica sobre Historia de arte

Usted ha venido a Roma para disfrutar, y no para regresar a la escuela. Nuestros guías vuelven a dar vida a la historia del Vaticano, con numerosas anécdotas y experiencias históricas de las personas responsables del arte y de la arquitectura que contemplará durante su visita, ya sean papas, dictadores, pintores o poetas.

Nos encanta hacerlo

Nos encanta hacer nuestro trabajo. Nuestro personal siente auténtica pasión por la ciudad de Roma, que aporta a nuestras visitas entusiasmo y energía.